Caballeros del Zodíaco – Ikki de Fénix

Ikki de Fénix


Ikki (一輝, Ikki) es uno de los personajes principales del manga y anime Saint Seiya conocido como Los Caballeros del Zodiaco. Es el Santo de bronce del Fénix. Además se caracteriza por el cosmos agresivo y violento. Acostumbra andar separado del resto de Santos de bronce, sin embargo siempre aparece oportunamente para ayudar a su hermano Shun. A menudo es considerado como el mas poderoso de los caballeros de bronce, llegando a veces a tener un poder comparado con los caballeros dorados, aunque siempre se ve opacado por seiya, ya que este es el protagonista de la serie.

Infancia

Al ser huérfano de padre y madre fue acogido junto con su hermano menor Shun, donde se estuvo vagando por Japón con su hermano (aún bebé de brazos) donde tendría un encuentro con Pandora quien trataría de insertar el alma del dios Hades en el cuerpo de su hermano, pero su cosmos combinado por el amor a su hermano frustrarían los planes de Pandora por el momento donde esta cree que lo mejor es que el cuide de Shun por los siguientes años pero borrando ese suceso de la mente de Ikki, tiempo después llegarían al orfanato de la Fundación Graude, propiedad de Mitsumasa Kido. Donde entablaría sus primeros lazos de amistad con los demás candidatos a caballeros, pero siempre mostrando una actitud seria y protectora hacia su hermano. Luego fue seleccionado para formar parte del grupo de niños que la Fundación enviaría a distintos lugares de entrenamiento para obtener cada uno, una Armadura de Bronce y el rango de Santos. En el sorteo realizado para seleccionar lugar de entrenamiento, a su hermano Shun le tocó ir a la Isla de la Reina Muerte, pero Ikki se ofreció a ir en su lugar.

Entrenamiento

Ikki fue entrenado en la Isla de la Reina Muerte, y tuvo como maestro a Guilty. Allí conoció a Esmeralda, quien trabajaba con un viejo de un pueblo cercano, con la que entabla una amistad y terminan amándose. Luego de seis años de duro entrenamiento, Guilty reta a Ikki a combate, dándole una última oportunidad para obtener la armadura del Fénix. Ikki supera a su maestro, pero se detiene antes de asestarle un golpe fatal, debido a la devoción y el respeto hacia él. Sin embargo, la frustración de Guilty por la actitud de su alumno, lo lleva a asesinar a Esmeralda, quien preocupada por Ikki, había acudido al lugar de la pelea. Enfurecido, Ikki despierta el odio desde lo más profundo de su ser y ataca a su maestro sin contemplaciones, acabando finalmente con su vida. Antes de morir, Guilty le hace saber a Ikki sobre sus orígenes.

El rescate de la armadura del Fénix

Luego de asesinar a su maestro, se interna en la Isla de la Reina Muerte y lucha contra los cuatro Santos Negros del Cisne, Andrómeda, Pegaso y Dragón a los cuales derrota. Luego se enfrenta a Jango líder de los Santos negros, quien retenía la armadura de bronce del Fénix. Ikki derrota a Jango y viste por primera vez la armadura que lo reconoce como el Santo de bronce del Fénix. En el anime: Ikki va por su propia cuenta a la Isla de la Reina Muerte, y allí enfrenta y derrota a Jango y a los demás Santos Negros.

El primer encuentro con Shaka

Es en ese momento, Shaka, el Santo de oro de Virgo, aparece en la isla, y le explica a Ikki que ha venido a eliminar a Jango, debido a las malignas actividades de los santos negros. Sin embargo, se burla ante el hecho de que la tarea ya fue realizada por un novato Santo de bronce. Ikki enfurecido por el desdén, lo ataca, pero Shaka le demuestra la diferencia de nivel. Ikki humillado por la derrota, le pide que lo mate, sin embargo, Shaka no accede debido a que logra ver que en los ojos de Ikki aún existe bondad. Luego, le borra de la memoria todos los recuerdos de este encuentro y lo amenaza que si se vuelven a ver como enemigos, le hará recordar la memoria y el temor que sintió ante su poder.

Líder de los Santos negros

Luego de enterrar el cuerpo sin vida de Esmeralda, los cuatro Santos negros más poderosos van en su búsqueda y se someten a su liderazgo, al igual que los demás santos negros de la isla. Ikki acepta esta situación y en este momento decide iniciar la lucha contra la fundación Graude y el Torneo Galáctico donde se posesiona de la armadura dorada de sagitario que en ese momento estaba en disputa en el torneo intergaláctico. En el anime: Es presentado como un guerrero bajo las órdenes del Patriarca maligno (Saga de Géminis).

El Torneo Galáctico

Como primer acto de venganza, Ikki, va al Coliseo de la Fundación Graude en Japón, donde se desarrolla el Torneo Galáctico y presencia a escondidas, los primeros combates entre los Santos de bronce. Durante la lucha de su hermano menor, Shun de Andrómeda y Jabu de Unicornio, la cadena de Andrómeda siente su presencia, por lo que al verse descubierto decide ejecutar sus planes. Shun se emociona al reencontrarse con su hermano después de seis años, sin embargo Ikki lo ataca salvajemente y afirma que su retorno tiene como único objetivo la destrucción de la Fundación Graude. Aunque Jabu de Unicornio y Nachi de Lobo interceden son derrotados por un solo golpe del Fénix (Nachi es el primero en ser atacado por el Phoenix Genma-Ken de Ikki en el cual tiene una no muy agradable ilusión en la que su cuerpo es despedazado por un puño gigante). Los Santos negros subordinados a Ikki aparecen y se llevan el premio del Torneo, la armadura de oro de Sagitario. Una vez recuperados de la sorpresa, Seiya, Shiryū, Hyōga y Shun se lanzan en su persecución y luego de luchar contra sus esbirros, recuperan cuatro de las nueve partes de la armadura. Debido a esto, Ikki decide convocar a los Cuatro Santos Negros más poderosos (quienes poseen réplicas exactas de las armaduras del Pegaso, Dragón, Cisne y Andromeda respectivamente) a los que asigna en custodia cuatro partes de la armadura, quedándose él con el casco.

Los Santos Negros

Ikki envía un desafío a los Santos de bronce. El combate se realizará en la Cueva de los diez vientos Aokigahara y todos deberán llevar un parte de la armadura de oro. El ganador del combate obtendría todas las partes de la armadura de oro.

Luego de derrotar al santo del Cisne Negro, Hyōga es el primero en enfrentar a Ikki. El combate es parejo, pero la ventaja se inclina a favor de Ikki, debido al preconocimiento de las técnicas de Hyōga (proporcionados por el Cisne Negro, a través de su ojo derecho, según el manga, y a través de la la insignia del Cisne, según el anime). Hyōga es derrotado, pero en un último esfuerzo logra congelar el brazo derecho de Ikki.

Luego de sus respectivos combates con sus similares, Shiryū y Shun, encuentran a Ikki. Shun no desea que Shiryū muera a manos de su hermano, por lo que lo deja fuera de combate y ofrece su vida a Ikki, a cambio de que este desista en la lucha. Sin embargo Seiya y Hyōga han logrado recuperarse y se unen a la lucha nuevamente.

Hyōga vuelve a enfrentrarse a Ikki, pero esta vez lograr devolverle su Ilusión diabólica, con lo que éste empieza a tener imágenes del pasado referidas a su entrenamiento en la Isla de la Reina Muerte, la muerte de Esmeralda, el asesinato de su maestro, el enfrentamiento con los cuatro santos negros, con Jango y Shaka de Virgo.

Sin embargo Ikki, logra recuperarse y con un poderoso ataque, deja fuera de combate a sus adversarios, excepto a Seiya, quien fue protegido por la recién ensamblada armadura de oro de Sagitario. Esta vez, Seiya se enfrenta a Ikki, ayudado por la cadena de Andrómeda, el escudo de Shiryū y el polvo de diamantes de Hyōga, logrando finalmente derrotar al Fénix.

Ikki reconoce su derrota y lo errado de su comportamiento. Además le revela a Seiya, el origen de los cien huérfanos de la Fundación y la paternidad de Mitsumasa Kido. En el anime: Hyoga al devolverle la Ilusión diabólica a Ikki, éste tiene una ilusión de los cuatro Santos Negros poniéndose en su contra. Luego de ser derrotado, les revela a Seiya y los demás el origen de su comportamiento.

Los Santos de Plata

La conversación entre Seiya e Ikki es interrumpida por el derrumbe ocasionado por el ataque del Santo de plata, Misty. Ikki es sepultado, mientras que Seiya y los demás son teletransportados por Mu de Aries (en el anime, Ikki sí es sepultado, pero Seiya y los demás se salvan a tiempo) .

Ikki regresa justo a tiempo, para enfrentarse al segundo grupo de Santos de Plata encargado de secuestrar a Saori. Se enfrentó a Jamian, Santo de plata de Cuervo, al que derrota sin problemas. Luego se enfrenta a Capella de Auriga y Dante de Cerbero, a quienes derrota fácilmente. Sin embargo Ikki se retira del campo de combate cuando Shun, Hyōga y Shyryû hacen su aparición, no sin antes recordarles que a pesar de haberlos ayudado, siempre combatirá solo. Hyōga le recomienda exponerse a los vapores del volcán en la isla de Kanon (en el Mediterráneo) para recuperar la sensibilidad de su brazo derecho, congelado en su enfrentamiento previo. En el animé: Ikki regresa para salvar a su hermano Shun de Andrómeda que se encontraba acorralado por el Santo de La Llama. Luego de la lucha contra Capella y Dante, Ikki regresa a la Isla Death Queen donde se encuentra Jango, líder de los Santos Negros, con quien se enfrenta, derrotándolo a él y sus soldados.

La Batalla de las Doce Casas

Casa de Géminis: Mientras reposa en el interior del volcán en la isla de Kanon, Ikki ataca con su cosmos al Patriarca del Santuario (Saga) el cual intefiere las ilusiones creadas por este en la casa de Géminis, salvando momentáneamente a Shun.

Casa de Virgo: Aparece justo a tiempo para salvar a su hermano, quien había sido derrotado, al igual que Seiya y Shiryū que yacían inconscientes. El enfrentamiento con Shaka es inevitable e Ikki es superado por su inmenso poder. Durante la batalla Shaka abre sus ojos y despliegue todo su máximo poder con el que elimina los seis sentidos de Ikki, quien finalmente lograr despertar el séptimo sentido que utiliza para explotar junto con Shaka.

Casa del Patriarca: Shaka sobrevive la explosión del cosmos de Ikki, pero junto a este, cae en otra dimensión, de la cual podría regresar fácilmente solo, sin embargo en su afán de salvar a Ikki, solicita ayuda de Mu de Aries. De regreso en la casa de Virgo, Shaka conmina a Ikki a continuar su lucha contra el Patriarca. Ikki, se dirige a la habitación del Patriarca y en el camino encuentra a los agonizantes Shiryū, Hyōga y Shun, quienes lo animan a seguir adelante. Ikki llega justo en el momento en que Saga, el Patriarca, se disponía a acabar con Seiya. Ikki ofrece enfrentarse a Saga, mientras que Seiya continúa con su misión de usar el escudo de Atena, para salvarle la vida a la diosa. Saga e Ikki se enfrentan con su máximo poder, pero Ikki es superado. Como última alternativa protege a Seiya de la Explosión de Galaxias de Saga, con lo cual su armadura desaparece. Seiya apoyado por los cosmos de los Santos de bronce, se recupera y con un Cometa Pegaso, logra finalmente derribar a Saga y continúa su camino al Templo de Atenea. En el animé, luego de regresar junto a Shaka, este le devuelve su armadura tomando un puñado de cenizas y lo teletransporta hacia las habitaciones del Patriarca. Al mismo tiempo, no tiene ningún encuentro con los demás Santos, ya que estos mueren en sus respectivas batallas. Al pelear con Saga, Seiya consigue llegar al Templo de Athena y logra salvar a Saori proyectando la luz de la luna sobre ella con el Escudo de Athena, mientras que Ikki es salvajemente derrotado por Saga.

Saga De Asgard

En la saga de Asgard el llega después para ayudar a sus compañeros para liberar a Hilda del poder del anillo Nibelungo.

Se enfrenta a Mime de Benetasch a quien le muestra que su padre adoptivo Folker mató a sus padres biológicos por error al no saber que su enemigo tenía familia, él lo cuidó como un hijo y este deseaba que Mime fuera un guerrero que protegiera a Asgard y no un músico así que le mintió sobre su origen para que mostrara su poder y Mime termina matándolo y ocultó su ira e Hilda le dio el Manto de Benetasch para que con sus cuerdas eliminara a sus enemigos y al final creyó que Fénix y Andromeda harían un mundo pacifico y muere durante la pelea con Fènix.

En el palacio del Vallhala ayuda a Shun y a Shaina contra Bud de Arcor, el hermano gemelo de Syd de mizar Zeta quien odiaba a su hermano por tenerlo todo y él nada, hasta la posición de dios guerrero, pero Fenix le hace ver que el deseaba proteger a su hermano (Ya que lo ayudo en la Casa de Tauro) y después Syd le dice que el conocía su existencia y que desearía que el fuera el dios guerrero de Zeta, al final Bud entendió que su hermano no tuvo culpa de su suerte y se va llevadose el cadáver de Syd.

Saga de Poseidón

En la saga de Poseidón vence a Kaysa de Leúmnades, el General Marino que imita la apariencia de los seres amados de los guerreros para evitar ser atacado y así vencer a sus enemigos, técnica que no le sirvió contra Ikki debido a que este se enfoca en el combate tanto que no le importa contra quien se enfrente. Pese a haber derrotado a Kaysa, este último es quizás el único que descubre el único punto débil de Ikki, el cual es el amor que tiene por Esmeralda, mujer que lleva en lo más profundo de su corazón.

Después se dirige al palacio de Poseidón, pero es interceptado por Kanon de Géminis, el general Dragon Marino, que a la vez se revela como hermano gemelo de Saga de Géminis, por lo que se da una batalla de poderes, incluso Kanon lo envía a otra dimensión (con una técnica similar a la de Saga), pero Ikki regresa y repele muchos de los ataques del General Marino, aunque, además de la sorpresiva intervención de Sorrento de Sirene para ayudarlo, la batalla termina con el abandono por parte de Ikki, que al conocer la historia de Kanon y su relación con esta guerra, lo considera un ser que no vale la pena. Tras esto, aparecería para ayudar a sus amigos contra Poseidón, donde se destaca, atrapando por la espalda al dios del mar, permitiéndole a Seiya (vestido con la armadura de sagitario) pasar para intentar destruir el soporte principal. Cabe resaltar que él también logra encender su cosmos para tornar su armadura dorada (revivida por la sangre de los caballeros dorados), junto con Shun, y los demás. Al final es salvado por Atenea del colapso del mundo submarino.

Saga de Hades

En la saga de Hades su aparición se limita a un enfrentamiento contra Shiryū en el Santuario y una aparicion corta en el capitulo de la muerte de athena (en el transcurso de la cancion antes de que seiya gritara)

Luego aparece en el inframundo, el cual parece ser que conoce mejor que nadie, ya que llega directo al palacio de Hades sin problemas, sin mencionar que no tuvo problemas para conseguir el 8° sentido o “Arayashiki”, así mismo, su armadura del fénix evolucionó a un tercer estado.

Ikki es el único caballero de bronce que vence a un Juez del Hades, a Aiacos de Garuda, ayudando a Kanon, quien estaba en una batalla desigual contra los 3 jueces. Lo vence con poca dificultad, tras contrarrestar la técnica del Aleteo de Garuda por segunda ocasión. En el ánime luego de que Aiacos lanzara el segundo Aleteo de Garuda Ikki realiza la ilusión diabólica del fénix, Aiacos es impactado y recibe una fuerte ilusión de su propia muerte, luego el juez de hades realiza la ilusión galáctica la cual no funciona e Ikki repele a Aiacos con el poderoso ataque de Las alas ardientes del fénix en vuelo

En el palacio de Giudecca, hace frente a Hades, pero de esto no logró mucho debido a que el cuerpo de Shun estaba posesionado por Hades. En varios ataques Hades derrota a Ikki y ordena a Valentine la Harpía que lo lleve a uno de los infiernos, al río Cocytos, junto a Seiya y los dorados vencidos en la batalla dentro el castillo de hades en la Tierra.

Tras lograrse escapar del río, ya rumbo a los Campos Elíseos (con la entrada del Muro de los Lamentos destruida), es ayudado por Pandora, la que le da su rosario como protección para cruzar el portal superdimensional y poder llegar a ese lugar, mostrando que ella tenía sentimientos encontrados hacia Ikki pero no siendo correspondidos; sin embargo, Ikki presenciaría la muerte de Pandora por medio del dios Thanatos, prometiendo vengarla. Aquí podríamos decir que Ikki también tenía sentimientos encontrados hacia Pandora, tampoco siendo correspondidos.

En los campos Eliseos enfrenta a Thanatos, siendo el primer caballero que logra hacerle algún tipo de rasguño, aunque sólo haya sido el volarle la máscara, pero debido a esto es que Thanatos destruye las armaduras de los caballeros, y por esto llegan las armaduras de Oro a su ayuda, vistiendo Ikki la de Leo, la cual es correspondiente a su signo. A pesar de esto Thanatos destruye las armaduras doradas, acto seguido surgen las Armaduras Divinas, las cuales son armaduras sagradas que surgen de la sangre de los dioses, por lo que Ikki es el único que no posee una aún.

En su intento por detener a Hades, al tratar de destruir su cuerpo, en una arremetida por parte del dios, es lanzado contra la vasija que contiene a Atena, por lo que en un momento toca su sangre con los dedos, surgiendo así la armadura Divina del Fénix, y así pudo ayudar a Seiya a enfrentarlo, junto con Shun, Hyōga y Shiryū, aunque al final sería Atenea quien le hiciera frente por la ayuda de Seiya al salvarla de la muerte por la espada de Hades.

Saga del Cielo

En Next Dimension: Aparece a tiempo para salvar a un inconsciente Shun de la flecha de La Scoumoune, una Satélite de Artemisa, y devolviéndole su propio ataque. Luego sigue su camino dejando a su hermano atrás. Aparece después junto a Hécate, botándola del pilar en el que estaba sentada, revelándose así que no estaba muerta, solo fue enviada a otro lugar por Chronos. Esta le revela a Ikki que Chronos mandó a Athena al pasado como una bebé, este revela también que iba en busca de Artemisa, pero se perdió en el camino, por lo que le pide a Hécate que lo lleve hacia donde está el Titán. Al llegar, observa que Chronos no se encuentra ahí. Repentinamente observa el rastro de las cadenas de flores de Shun y Saori, cerca de una dimensión roja, por lo que Ikki salta hacia esa dirección, portando la cadena, llega 243 años al pasado al Templo del Carnero Blanco mientras Shion de Aries y Suikyou de Garuda se enfrentan. Shion opone resistencia de que no lo dejará pasar. Después de una conversación, Ikki enfrenta al juez, volándole el casco, por lo que este responde destruyendo su casco y parte de su armadura a una velocidad que Ikki no esperaba. Después de varios golpes fallidos, vuelven a golpearse, pero Ikki cae inconsciente al suelo, el caballero de Garuda cree haber vencido, pero resulta que Ikki utilizó su Ilusión Fantasma, dejando al juez recordando a su hermano. Suikyo decide abandonar el templo de Aries por el momento, dejando a Ikki inconsciente y a Shion malherido.

Ikki finalmente despierta y le explica a Shion como funciona la Ilusión Fantasma, pero que esta sólo funcionó a medias, diciendo que sólo recordará algo de su pasado. Después de la revelación de Touma, Iki llegado finalmente a la casa de Tauro, viendo el cadáver de Ox,

En Overture: Llega justo a tiempo para ayudar a Shun en su lucha contra el Ángel de Artemisa, Thesseus, pero los ataques de ambos Santos son inefectivos contra el Ángel. Finalmente con un ataque combinado, Shun e Ikki logran derrotar a Thesseus.

Con la salida de Next Dimension, esta película queda fuera de la cronología oficial de Saint Seiya.

Técnicas Especiales y Habilidades

  1. Phoenix/Hōō Gen Ma Ken (鳳凰幻魔拳, ‘Phoenix/Hōō Gen Ma Ken’ Golpe de la ilusión diabólica del fénix): una técnica temible y considerada diabólica. Con ella Ikki le da un golpe directamente al cerebro del enemigo haciéndole ver una ilusión que destroza todos sus nervios y lo deja en estado de coma. También sirve para que su rival se ataque a sí mismo y así poder leer su mente.
  2. Hō Yoku Ten Shō (鳳翼天翔, ‘Hō Yoku Ten Shō Alas ardientes del fénix en vuelo): este ataque es terriblemente poderoso. Cargado de poder ofensivo cualquiera que lo reciba saldrá volando muerto y con su armadura destrozada.
  3. Explosión Dimensional: Técnica suicida en la que Ikki eleva su cosmo al Séptimo Sentido y lo hace explotar; destruyendo el lugar y quedando encerrado en otra dimensión con su oponente. Usada en las 12 Casas contra Shaka de Virgo. Él lo regresa al Santuario con ayuda de Mu.
  4. Resurrección: Es la habilidad de la armadura de Fénix, al igual que la ave mítica, tiene la habilidad de revivirse a sí misma y a su portador cuántas veces quiera.

Armaduras

La Armadura de Bronce del Fénix

Este ropaje sagrado es el único, entre las 88 armaduras creadas por Atenea, que tiene la habilidad de regenerse a sí mismo, tal como el ave fénix que cada vez que muere renace de sus cenizas, y con ella su portador, dándole la capacidad de resucitar. Según el manga, también es la única armadura que desde tiempos mitológicos no ha encontrado portador alguno más que Ikki.

Evolución de la Armadura del Fénix

A diferencia de los otros ropajes sagrados que requieren gran cantidad de sangre para ser reparados, la armadura de Fénix puede regenerarse y evolucionar cada vez que es destruida:

  1. Cuando Shaka trae a Ikki de vuelta del plano al que fueron enviados por la explosión del cosmos de Ikki
  2. Cuándo se regenera por ser destruida por el Galaxian Explosion de Saga, después de las 12 casas.
  3. Cuando Ikki reaparece en el infierno para combatir con Aiacos durante la saga de Hades.
  4. Cuando Ikki accidentalmente toca la sangre de Athena en los Campos Eliseos, y enciende su cosmos al máximo, el ropaje revive como la Armadura divina del Fénix.
  5. En Next Dimension, luego de los eventos de “Hades”, la Armadura del Fénix vuelve a su forma original, ya que Ikki no usa su Cosmos al máximo.

La Armadura de Oro de Leo

La armadura de Leo protege a Ikki en su desesperada lucha contra Thanatos, dios de la muerte. Esto es posible debido al signo en que nació Ikki y además que en esta lucha su poder se equipara con el de los Santos de Oro. Aun así, a Ikki nunca se le consideró el poseedor oficial de este ropaje dorado.

Armadura definitiva

Luego de la victoriosa derrota de Thanatos los caballeros de Atenea al tocar la sangre de la diosa y al elevar al infinito sus cosmos estos cinco caballeros reciben las Armaduras Divinas de los dioses que eran el espiritú vivo de sus armaduras de bronce.Estas armaduras son muchas veces más fuertes que cualquier armadura dorada existente

 

Deja tu comentario: